Aminoácidos

Los aminoácidos son los bloques constituyentes de las proteínas. Se juntan en cadenas para formar la materia de la que nace la vida. Este es un proceso de dos pasos: primero, se juntan y forman péptidos o polipéptidos, y es a partir de estas agrupaciones que están hechas las proteínas.

Tipos de aminoácidos

Aminoácidos esenciales

Los aminoácidos esenciales o indispensables son los que no pueden ser sintetizados a partir de cero por el cuerpo, y por lo tanto se debe suministrar en su dieta.

Los aminoácidos que se consideran esenciales para los seres humanos son fenilalanina, valina, treonina, triptófano, metionina, leucina, isoleucina, lisina, y histidina.

Los aminoácidos esenciales deben ser ingeridos cada día. El no tener suficiente de incluso uno de ellos puede resultar en la degradación de proteínas, porque el cuerpo humano no almacena para su uso posterior, como lo hace con las grasas y almidones.

Aminoácidos no esenciales

Los aminoácidos no esenciales son los que nuestros cuerpos producen, aun cuando no lo obtengamos de los alimentos que consumimos.

Los aminoácidos no esenciales son la alanina, asparagina, ácido aspártico y ácido glutámico.

Aminoácidos condicionales

Los aminoácidos condicionales por lo regular no son esenciales, excepto en momentos de enfermedad y estrés.

Los aminoácidos condicionales son la arginina, cisteína, glutamina, tirosina, glicina, ornitina, prolina y serina.

Funciones de los aminoácidos

Los aminoácidos constituyen el 75% del cuerpo humano. Son esenciales para casi todas las funciones corporales, y cada reacción química que tiene lugar en el cuerpo depende de ellos y de las proteínas que construyen.

Los aminoácidos se pueden encontrar en muchos lugares en la naturaleza, y más de 300 se han encontrado en el mundo natural a partir de fuentes tan diversas como los microorganismos y los meteoritos.